¿En que consiste la normativa EN-ISO 14644-1 para salas blancas ?

 

Primero debemos definir que es una sala blanca o sala limpia, se trata de un espacio se caracteriza por mantener unos niveles de contaminación extremadamente bajos.

Para llevar a cabo esta esterilización en el interior es necesario unos rigurosos sistemas de control que controlen el ambiente

Estos sistemas se emplean en actividades que requieren un aire sin impurezas ni partículas contaminantes. Son muy comunes en la medicina y en la industria farmacéutica, aunque también podemos encontrarlos en el sector

  • Óptica.
  • Biotecnología.
  • Agroalimentario.
  • Floricultura y horticultura
  • Microelectrónica

Debe diferenciarse que aunque tengamos dos salas con la misma clasificación, en función de sus dimensiones, ámbito de aplicación, carga de trabajo, etc. se emplearan unos materiales y tecnologías concretos que se ajustaran  a las características de cada sala.

 

ClaseLímites máximos de concentración de partículas por metro cúbico (m3) de aire.
≥0.1 µm≥0.2 µm≥0.3 µm≥0.5 µm≥1 µm≥5 µm
ISO 110
ISO 21002410
ISO 31,00023710235
ISO 410,0002,3701,02035283
ISO 5100,00023,70010,2003,520832
ISO 61,000,000237,000102,00035,2008,320293
ISO 7352,00083,2002,930
ISO 83,520,000832,00029,300
ISO 935,200,0008,320,000293,000

 

Características y clasificación de las salas blancas

 

Tomamos como referencia las normativas UNE EN-ISO 14644-1 o FED-STD-209E, que se agrupan por clases según el número de partículas del aire.

Es decir, si en una sala de clase 6 las 102.000 partículas en la columna de 0.3 µm incluirán también las de un tamaño superior, por lo que los valores de la tabla serán acumulativos. Por otro lado, los valores que no se muestran en la tabla, o bien son tan bajos que no son medibles de forma fiable o son tan elevados que no merece la pena establecer un límite.

  • La sala clase 9 se corresponde con una estancia corriente sin ningún sistema especial de filtrado de aire.

 

Aspectos que debemos tener en cuenta al iluminar salas blancas, salas limpias o salas esterilizadas

 

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es la Contaminación personal Sin duda una de las fuentes principales de microorganismos en una sala blanca son los propios usuarios de la misma. Por esto, en la mayoría de ocasiones, se debe llevar el equipamiento adecuado cuando nos encontremos dentro de la sala.

 

Los tipos de flujo de aire en una sala limpia

  • Flujo de aire turbulento o multidireccional el grado de pureza se consigue “diluyendo” la contaminación mediante la aportación de aire limpio.
  • Flujo de aire laminar o unidireccional (ya sea vertical, horizontal o inclinado) este atraviesa de forma uniforme la sala de forma que la contaminación se elimina sin posibilidad de que disemine.

Independientemente del tipo de flujo de enlace, podemos diferenciar sistemas abiertos o de circuito cerrado. Estos últimos son muy comunes, por ejemplo, en proceso donde se emplean sustancias tóxicas.

 

Los niveles de humedad y electricidad estática

Ha de ser mantenerse constante entre el 40%-60% para que no se produzca electricidad estática. A su vez, en ningún momento debe existir condensación.

Además, la instalación de disponer de una red de tierra independiente de la del resto del edificio con una resistencia muy baja donde se conectarán todos los dispositivos eléctricos, mobiliario, etc.

 

La temperatura

La temperatura de la sala viene determinada por el tipo de actividad que se realiza en ella. La tolerancia en la temperatura es muy limitada, en determinadas industrias puede ser de apenas ±0.5°.

La exigencia en cuanto a control y estabilidad de la temperatura, exigen que los sistemas de frío/calor, control y regulación, además del propio aislamiento de la sala, sean de las máximas prestaciones.

 

Iluminación en salas blancas

 

 

Al igual que en cualquier otro espacio, la iluminación debe proporcionar la cantidad de luz necesaria para las actividades que se van a desarrollar. Dado que los procesos que se realizan en ellas suelen requerir un alto grado de precisión un sistema lumínico de calidad se hace imprescindible.

A diferencia de otro tipo de instalaciones, la iluminación de una sala blanca supone una parte ínfima de los costes de esta, tanto en la parte de instalación y puesta en marcha como en la de mantenimiento o consumo de energía.

La dificultad al diseñar el sistema de luces la impone el, muchas veces escaso, espacio que queda para las luminarias. Ya que, dependiendo de la clase de la sala, la superficie que ocupa el sistema de ventilación suele ocupar más del 90% de la disponible.

Finalmente disponer de luminarias con un índice de reproducción cromática alto es muy recomendable, ya que no distorsiona los colores.

Por todos estos motivos la iluminación LED es la opción más recomendable. Su diseño es muy adaptable, es extremadamente eficiente y la calidad de la luz es muy elevada.

Productos recomendados

Una opción para iluminar hospitales, salas limpias, laboratorios o espacios donde se debe mantienen un nivel de partículas en el aire relativamente bajo o en los procesos deben limitar la presencia de campos electromagnéticos, son los paneles LED..

This site is protected by WP-CopyRightPro